¿Padece de los Efectos de Darvon?

Abogados Especialistas en Lesiones Personales con Vasta Experiencia en Casos de Fármacos Defectuosos

Colson Hicks Eidson, que goza de bien merecida reputación por su historial de éxito e innovación en el campo de las reclamaciones judiciales por responsabilidad civil del fabricante, se enorgullece de atender casos de fármacos defectuosos en representación de personas naturales, en acciones colectivas y en litigios entablados simultáneamente en varias jurisdicciones. Nuestros abogados especialistas en lesiones personales ayudan a pacientes cuya salud ha sido perjudicada por medicamentos peligrosos como Darvon a recibir compensación por sus gastos médicos, sueldos no devengados, y los dolores y sufrimientos de que han padecido.

¿Por qué se Retiró a Darvon del Mercado?

En noviembre de 2010, la Administración de Víveres y Fármacos de EE.UU. (FDA) dispuso la retirada de Darvon del mercado farmacéutico nacional. El producto, cuya designación química es propoxifeno, es un analgésico derivado del opio, aprobado inicialmente por la FDA en 1957. La retirada del fármaco fue consecuencia de varios estudios que establecieron una conexión entre Darvon y arritmias cardíacas que pudieran ocasionar la muerte del paciente. La prohibición de la FDA abarca todos los medicamentos que contienen propoxifeno, Darvoset inclusive. Lamentablemente, y como sucede muchas veces cuando se retira un fármaco del mercado, la prohibición llegó demasiado tarde para muchos pacientes. Darvon se vendió en los Estados Unidos por más de 50 años, y se estima que tan sólo en el año 2009 unos 10 millones de personas fueron recetadas medicamentos que contienen propoxifeno.

La Triste Historia de Darvon

Todos dependemos del gobierno para que nos proteja de fármacos nocivos, pero a veces la FDA no actúa con la rapidez necesaria. Las primeras dudas sobre Darvon surgieron en 1978, cuando Public Citizen, una organización de defensa de los intereses de los consumidores, le pidió a la FDA que retirase el fármaco del mercado. El grupo reiteró su petición en 2006, un año después que el gobierno británico prohibiese el uso de Darvon, y en esta oportunidad la FDA remitió el asunto a la consideración de un comité de peritos asesores. En julio de 2009, por una mayoría de 14 a 12, el comité recomendó la retirada de Darvon. Sin embargo, la FDA optó por no prohibirlo de inmediato y le pidió a Xanodyne Pharmaceuticals, fabricante de Darvon y de Darvoset, que estudiase los efectos que el propoxifeno tiene sobre el corazón. Basándose en los resultados de esos estudios, la FDA finalmente decidió prohibir el uso de propoxifeno en noviembre de 2010 y Xanodyne, por su parte, acordó retirar a Darvon y a Darvoset del mercado norteamericano.

Pero estas medidas llegaron demasiado tarde para muchos pacientes. Según un comunicado de Sidney Wolfe, director del Grupo de Investigaciones de la Salud de Public Citizen, si el fármaco se hubiese prohibido antes, miles de vidas se habrían salvado. “Por la negligencia de la FDA, entre mil y dos mil personas, por lo menos, han muerto en los Estados Unidos por usar propoxifeno después de haberse dado a conocer la prohibición del fármaco en el Reino Unido.”

Abogados Especialistas en los Efectos Secundarios de Darvon

Nuestros abogados especialistas en lesiones personales se han hecho el firme propósito de lograr veredictos y arreglos transaccionales para los pacientes que han sufrido serios efectos secundarios de Darvon, y para las familias que perdieron seres queridos por complicaciones cardíacas relacionadas con el uso de Darvon. Los laboratorios farmacéuticos tienen la obligación de asegurarse de que sus productos no sean nocivos, y cuando se determina que algún fármaco es defectuoso o peligroso, damos batalla para exigirle al fabricante que asuma sus responsabilidades. Si su salud o la de algún ser querido suyo fue perjudicada por el uso de Darvon o de cualquier otro medicamento que contenga propoxifeno, comuníquese sin demora con nuestros abogados especialistas en lesiones personales causadas por fármacos; la consulta es gratis.